28/9/2017

CULTURA, POLÍTICA SOCIAL Y DEPORTE

ACTIVIDADES CULTURALES

Una exposición muestra en Magisterio del Campus de Huesca los trabajos de talleres de arteterapia del Salud en la capital altoaragonesa

Sesenta obras, de dieciséis autores, usuarios del Centro Rehabilitación Psico-Social ‘Santo Cristo de los Milagros’, incluye esta exposición que podrá visitarse hasta el 3 de octubre

La inauguración tendrá lugar, el 28 de septiembre, a las 10 horas
La Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación de Huesca acoge la exposición ‘Entre amigos’. Sesenta obras realizadas, en talleres de arteterapia, por dieciséis usuarios del Centro Rehabilitación Psico-Social ‘Santo Cristo de los Milagros’ del Salud, componen esta muestra inaugurada este jueves, 28 de septiembre. La visita a la misma puede hacerse, de lunes a viernes, de 8,30 a 21 horas, hasta el 15 de octubre, (salvo el viernes 13 , que estará abierta hasta las 14 horas). La exposición forma parte del programa conmemorativo del 175 aniversario de los estudios de Magisterio en Huesca.
 
‘Entre amigos’ resume dos años de trabajo en estos talleres, insertos en el programa de las actividades creativas y artísticas que realiza el Centro ‘Santo Cristo de los Milagros’, con el objetivo de facilitar el proceso de recuperación de los pacientes, y en el que, explican los organizadores, también se desarrollan propuestas de musicoterapia y escrituroterapia.
 
Los impulsores de esta iniciativa son el psiquiatra José Manuel Lalana, la enfermera  Marta Elboj, y la arteterapeuta y profesora de la Campus oscense de la Universidad de Zaragoza, Ana Moreno, que han contado con la colaboración de la terapeuta ocupacional Isabel Morcillo, y de Lucía Salamero, licenciada en Bellas Artes por el Campus de Teruel. El trabajo artístico lo han realizado pacientes de ente 40 y 85 años.
 
El arteterapia, explica Ana Moreno, “facilita que la persona conecte con sus capacidades y recursos,  no sólo con sus dificultades, potenciando la parte sana de la persona”. Y le abre la posibilidad de hacer cambios para aumentar su bienestar emocional y social. Esta disciplina, que propicia otras formas de comunicación, “más allá de las palabras”, combina la psicología con los conocimientos sobre el arte y la creatividad.
 
La labor de diagnóstico para la que pueden utilizarse también determinadas obras, explica la profesora  oscense,  enlaza con “el trabajo que realizamos en las clases de Magisterio, en relación al dibujo infantil”, que puede ser útil para educadores y otros profesionales que trabajan con niños a la hora de detectar determinados problemas en ellos.
 
La exposición, explica, “posibilitará una nueva forma de comunicación entre los creadores y los receptores”, generando, a través de las obras, vínculos y conexiones entre ellos, y dando continuidad al trabajo terapéutico iniciado.

    Compartir: