20/3/2017

INFORMACIÓN INSTITUCIONAL

La EUPLA reúne a los últimos cuatro rectores de la Universidad de Zaragoza en el arranque de su 50 aniversario

En 1967 la congregación Salesiana fue el origen de una Escuela Universitaria, municipal desde 1978, que la presidenta del patronato y alcaldesa de La Almunia, Marta Gracia, define como “un centro excepcional que lleva 50 años haciendo cosas excepcionales”.
La EUPLA, de titularidad municipal y adscrita a la Universidad de Zaragoza, imparte actualmente los grados de Ingeniería Civil, Ingeniería Mecatrónica, Ingeniería de Organización Industrial y Arquitectura Técnica.
“Todos desearíamos para la EUPLA una estabilidad de financiación garantizada a largo plazo por las administraciones patronas del centro Universitario, y con el incremento en la dotación en los presupuestos de Aragón, hace pensar que este camino que nos falta por andar se pueda alcanzar”, ha destacado su director, Martín Orna.
El acto oficial ha estado presidido por el rector de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Mayoral, y ha reunido además a su antecesor Manuel López y a los también exrectores Juan José Badiola y Felipe Pétriz, que han pronunciado las conferencias inaugurales del 50 aniversario de la EUPLA.

La Escuela Universitaria Politécnica de La Almunia de Doña Godina (EUPLA) inició el pasado jueves los actos de conmemoración de su cincuenta aniversario impartiendo estudios técnicos y generando investigaciones universitarias. Son ya cincuenta años que permiten visualizar una de las iniciativas más poderosas que en la educación universitaria se han dado fuera de las grandes capitales. La Ingeniería se ha hecho un hueco relevante en La Almunia a través de las cinco décadas que ya lleva la EUPLA formando a ingenieros. En estos momentos el centro politécnico almuniense, de titularidad municipal y adscrito a la Universidad de Zaragoza, imparte los grados de Ingeniería Civil; Ingeniería Mecatrónica, Ingeniería de Organización Industrial y Arquitectura Técnica.


El acto institucional ha contado con la presencia del rector de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Mayoral, de su antecesor Manuel López, y de dos anteriores rectores de la Universidad, los catedráticos Juan José Badiola y Felipe Pétriz, así como responsables del Gobierno de Aragón y de la Diputación de Zaragoza, en la parte institucional, y de numerosos profesores y exprofesores, junto a alumnos y exalumnos de la Escuela Universitaria.


Un acto académico y social para conmemorar cincuenta años con un deseo de permanencia, de modernización y de compromiso con la formación universitaria de calidad y adaptada a las nuevas demandas de los alumnos y consecuentemente de la sociedad, con una especial visión de internacionalización. En este sentido, el director de la EUPLA, Martín Orna, ha reiterado su agradecimiento a la Universidad de Zaragoza, “por la adscripción a la misma, ya que desde entonces nuestras titulaciones han sido más atractivas, al estar bajo el paraguas de una Universidad de gran prestigio internacional y de calidad”. Y eso, que el actual director no escondió que “aunque los tiempos no siempre han soplado en la misma dirección o con la fuerza deseada, que mejor señal de apoyo que encontrarnos hoy aquí con los rectores de la Universidad de Zaragoza de los últimos 25 años”.
Martín Orna ha añadido “que en la EUPLA es todo un orgullo el haber llegado a los 50 años de experiencia, y que no son tantos los que pueden presumir de ello. Pero todo esto no hubiera sido posible sin la ayuda y compromiso de muchas personas que han trabajado para el proyecto que representaba y representa la EUPLA”.


Y ese listado numeroso de agradecimientos, Martín Orna lo inició en los Salesianos, congregación que dio origen a la Escuela Universitaria, para cerrar con la alcaldesa almuniense como presidenta del Patronato que da vida a la Escuela, "porque todos ellos forman parte de la historia de esta escuela universitaria y hacia ellas van dirigidas mis palabras de agradecimiento por haber apostado por la EUPLA", ha afirmado el director.
El director de la Escuela también se ha movido en la parcela reivindicativa y sobre el tema económico-financiero ha pedido que “aunque históricamente se ha solicitado una estabilidad presupuestaria para trabajar con tranquilidad y medios y aunque los momentos no sean todo lo buenos, todos desearíamos, el incremento de dotación para la EUPLA en los presupuestos de Aragón, es un firme propósito para que este camino que nos falta por andar se pueda realizar”.


En otro momento, Martín Orna ha destacado “el positivo impacto laboral que tienen los titulados en la EUPLA, que acceden al mercado laboral con una especial preparación teórica y práctica, así como la investigación que se impulsa desde el centro”, y puso como ejemplo los trabajos en la Copa América, por su repercusión mediática, y la proximidad en este proyecto de hasta el propio Rey Juan Carlos, tan apasionante como el de Motostudent, (moto eléctrica) el último proyecto llevado a cabo junto con el proyecto piloto de la depuradora de macrofitas.
Cincuenta años permiten también referencias personales, a las que no se escapó el director Martín Orna, quien con cierta emoción ha asegurado que “como alumno de esta escuela sentí en mis propias carnes el trato amable y cercano de mis profesores que ya marcaban tendencia de lo que ahora presumimos, de calidad y calidez”. Ha cerrado su intervención con un deseo clásico, pero muy sincero: “que la Escuela llegue a los 100 años y que yo pueda estar ahí para celebrarlo”.


La EUPLA se rige por un Patronato que preside la alcaldesa de La Almunia, Marta Gracia, al ser un centro de titularidad municipal, y sobre él y sobre el ayuntamiento recae la máxima responsabilidad. Y por ello, Marta Gracia ha iniciado su intervención recordando a todos los presidentes que ha tenido la entidad, desde 1977: Pedro Martínez Orna, José Enrique Alonso, Francisco Huerta, Victoriano Herráiz y Jesús Ballestín, que fue presidente por delegación del entonces alcalde Pascual Garcés. “Todos aportaron sus esfuerzos, su imaginación y sus desvelos al éxito de esta institución. Y junto a otros muchos fueron y son piezas clave para la viabilidad y la pujanza de la Escuela Universitaria de La Almunia”.


La alcaldesa Marta Gracia ha llamado la atención sobre un aspecto a veces no muy reconocido, pero sí pionero: “Con la creación de la EUPLA, en La Almunia se asumió una función desconocida para la mayor parte de los ayuntamientos de 1977, y que está vinculada con el fomento de la innovación: la de ser un captador y un acelerador de talento. Y gracias a ello, la EUPLA surgió y se desarrolló como un verdadero Agente de Cambio”.


La presidenta del Patronato de la EUPLA ha descrito que con la perspectiva que dan los años pasados y con la tranquilidad que da el comprobar cómo está mejorando la situación financiera de la EUPLA, gracias al apoyo del Gobierno de Aragón, de la DPZ, y el compromiso total del Ayuntamiento almuniense, “me permito una conclusión: Nuestra debilidad no es ni nuestra localización rural, ni la competencia de otras universidades, ni el descenso en la natalidad, ni la falta de financiación: nuestra debilidad viene por olvidarnos de quiénes somos, de dónde venimos y a dónde queremos ir. Conócete a ti mismo, y el acto de hoy es parte de ese conocimiento. De ese re-conocimiento: somos la EUPLA. Un centro excepcional que lleva 50 años haciendo cosas excepcionales”.


Marta Gracia ha reiterado que la EUPLA es un centro intrínsecamente rural, en el más completo sentido de esta palabra: cercano, accesible, basado en la convivencia y en el aprovechamiento del talento”. Y ha añadido sin sombra alguna que “somos la EUPLA. Una idea loca como fue crear una escuela universitaria en una localidad que entonces apenas sobrepasaba los cinco mil habitantes. Tan loca como conseguir que en sus aulas se formaran miles de jóvenes de España y del exterior. Tan loca como para ayudar a construir un velero para la Copa América. Y porque no se puede poner puertas al campo de la imaginación, y aquí estamos, simplemente, en medio del campo”.


Una alcaldesa que aún va más lejos: “Eso y más somos desde hace 50 años. Y queremos que esto sólo sea el comienzo de un futuro prometedor, marcado de nuevo por la innovación, por el arraigo en el territorio, pero con la búsqueda de nuevas fórmulas acordes con los nuevos tiempos”.


Y hoy, a este camino de conmemoración del cincuenta aniversario, cuyo primer acto ha sido cerrado por el rector de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Mayoral, también se han sumado en la parte académica los exrectores Juan José Badiola y Felipe Pétriz, encargados de impartir en el Aula Magna las conferencias inaugurales de los actos oficiales de los primeros cincuenta años de la EUPLA. Badiola ha hablado sobre “El devenir de la Escuela Universitaria Politécnica de la Almunia desde sus inicios a la actualidad”, mientras que Pétriz ha disertado sobre “Las Matemáticas en la Ingeniería”.

 

Compartir: