9/3/2017

ESTUDIANTES

Estudiantes de Ingeniería y Telecomunicaciones revolucionan el juego “Room escape” con un trabajo de clase

Diseñan una sala de escape “virtual” en la que hay que resolver enigmas inspirados en “Alicia en el país de las maravillas” para conseguir salir en 15 minutos

Los costes se reducen al sustituir los decorados permanentes por una retroproyección en las paredes de la habitación

El juego, que incorporara mandos de la wii para mayor comodidad, seguirá expuesto hasta mañana por la tarde en las jornadas NeoCom en la EINA
Un grupo de estudiantes de Ingeniería y Telecomunicaciones de la Universidad de Zaragoza ha logrado dar un paso más en el cada vez más popular “Room escape”, un juego que consiste en descifrar enigmas para conseguir salir de una habitación en un tiempo determinado.
 
El trabajo de clase para la asignatura de Sistemas Electrónicos de Audio y Video del Grado de Ingeniería y Servicios de Telecomunicaciones ha derivado en una sala de escape “virtual”, en la que hay que resolver enigmas inspirados en “Alicia en el país de las maravillas” para conseguir salir en 15 minutos.
 
La innovación que han logrado permite abaratar los costes, ya que han sustituido los decorados permanentes que se utilizan en este tipo de juegos por una retroproyección en las paredes de la habitación. Además, han incorporado los mandos de la wii en lugar de las habitualescámaras para detectar el movimiento, lo que le confiere una mayor comodidad al jugador, tal como explican dos de estos alumnos Raúl Martín y Adrián López. “Estamos muy contentos por los resultados de este trabajo que, además, ha sido divertido. Se precisa ingenio y lógica, en plan detective, y cada pista te va llevando a la siguiente hasta conseguir salir de la habitación”.
 
Estos días se puede probar el juego en el Seminario 21 del Edificio Ada Byron de la EINA en el Campus Río Ebro, dentro de las jornadas anuales de “telecos” (NeoCom), que concluyen mañana.
 
“Nos dicen que es muy divertido y nos felicitan por haber introducido medidas que reducen costes y mejoran la comodidad al jugar. Incluso desde la dirección del Grado nos han comentado que lo van a exponer cada vez que haya puertas abiertas, jornadas o actos relacionados con Ingeniería”, señalan satisfechos los estudiantes.
 
“Realmente, han hecho un buen trabajo y ha sido desarrollado completamente por ellos”, afirma orgulloso José Ramón Beltrán, el profesor titular de Sistemas Electrónicos de Audio y Video, del Área de Tecnología Electrónica e investigador del I3A, que ha tutelado el desarrollo de este juego. “La sala de escape virtual consta de una retroproyección de tres paredes de 2,5 metros de ancho por 2 metros de alto. Actualmente, cada juego está ambientado en un espacio diferente, con historias dispares y cada empresa dedicada a este sector suele contar con uno o dos juegos. Pero con esta modalidad virtual que plantean mis estudiantes permitirá que un mismo local pueda ir cambiando de juego fácilmente”.
 

Compartir: