18/2/2016

CONGRESOS, CURSOS Y CONFERENCIAS

El Campus de Huesca desarrolla una jornada sobre reconocimiento de malas hierbas en FIMA

El profesor de la Escuela Politécnica Superior Joaquín Aibar coordina esta iniciativa que cuenta, además, entre sus ponentes con investigadores del Centro de Investigación Agroalimentaria de Aragón

Profesionales, técnicos o estudiantes interesados en el control de las malas hierbas son los destinatarios de esta iniciativa que se desarrollará el viernes 19 de febrero

Cada año se gastan en España alrededor de 350 millones de euros en herbicidas para tratar de atajar este problema que requiere una detección rápida del mismo para reducir los gastos y el impacto en los cultivos
 El Campus de Huesca desarrolla una jornada sobre reconocimiento de malas hierbas en la Feria Internacional de Maquinaria Agrícola (FIMA). Investigadores de la sede oscense de la Universidad de Zaragoza y del Centro de Investigación Agroalimentaria de Aragón impartirán las sesiones que se desarrollarán este viernes, 19 de febrero, de 10 a 14,30 horas, en el recinto de la Feria de Zaragoza. Profesionales, técnicos o estudiante, interesados en el control de las malas hierbas para evitar su impacto negativo en los cultivos, son los destinatarios de esta iniciativa que coordina el profesor de la Escuela Politécnica Superior de la capital altoaragonesa, Joaquín Aibar.
 
Para facilitar el afrontamiento de estas situaciones, que generan importantes costes en las explotaciones agrarias, en esta jornada se explicarán los criterios básicos para identificar estas plantas en sus estadios iniciales de crecimiento. La exposición se centrará en las plántulas de malas hierbas, de hoja ancha y de hoja estrecha, que afecten a los principales cultivos del valle medio del Ebro.
 
“Las malas hierbas pueden ocasionar importantes pérdidas económicas en la
explotación agraria”, explica Joaquín Aibar, que dirige el postgrado en Protección Vegetal del campus oscense, especializado en el tratamiento de plagas en la agricultura. Alrededor de 350 millones de euros, recuerda, se gastan anualmente en España en herbicidas. “Para que aumenten su eficacia y rentabilidad económica y ambiental las distintas medidas de control que se pueden emplear (labores y prevención, o herbicidas, entre ellas) es necesario conocer, lo antes posible, el agente que causa el problema en una finca o en cultivo”, continúa. De ahí la importancia de identificar estas plantas antes de que se desarrollen en exceso.
 
Carlos Zaragoza, Alicia Cirujeda, Gabriel Pardo, Ana Isabel Marí y María León, además de  Joaquín Aibar, participarán en esta jornada que abordará el reconocimiento de las plántulas de malas hierbas, con especial atención a las más problemáticas, y también de sus semillas y diásporas (otras partes de las mismas que les sirven para reproducirse).
 
 
 

    Compartir: