30/11/2015

CONGRESOS, CURSOS Y CONFERENCIAS

CANDIDATURAS A RECTOR

La Universidad de Zaragoza participa en la VI Reunión Internacional Fuegored

Grupos de investigación españoles y extranjeros abordaron las novedades en los estudios sobre los efectos de los incendios forestales en los suelos, en este encuentro celebrado en Málaga



La delegación de la universidad pública aragonesa, encabezada por el profesor David Badía, de la Escuela Politécnica Superior de Huesca, presentó una investigación sobre la variación de nutrientes del suelo forestal sometido a quemas.



El investigador Antonio Girona, del mismo centro del Campus de Huesca, obtuvo el Premio a la mejor fotografía Fuegored.
Grupos de investigación españoles y extranjeros y gestores forestales han participado en el VI Reunión Internacional Fuegored 2015, que ha revisado durante tres días las novedades de los estudios sobre los efectos de los incendios forestales en los suelos. Diversas localidades de la provincia de Málaga han acogido esta cita, organizada por la Red Temática Nacional Fuegored y la Universidad de Málaga, que se ha desarrollado del 19 al 21 de noviembre.
 
Alrededor de 50 participantes, entre científicos y profesionales forestales, responsables de la restauración de los ecosistemas afectados por incendios, han participado en este evento que pretendía fomentar la cooperación entre universidades, administraciones públicas, empresas y asociaciones en torno a esta cuestión que –como destacan los organizadores–tiene impacto internacional y una gran transcendencia ecológica, económica y social, especialmente en el contexto de cambio climático actual.
 
Colaborar en el desarrollo de tecnologías y métodos innovadores para el estudio de la gestión de los incendios es el objetivo último de esta cita, que ha revisado casuísticas de todas las regiones españolas y de otros puntos de Europa y América. Los impactos de los incendios sobre las propiedades biológicas del suelo han adquirido protagonismo en las comunicaciones acompañando a las afecciones a las propiedades físicas y químicas, tradicionalmente más estudiadas en relación a las quemas. También se observa un incremento, señala el profesor del Campus de Huesca, David Badía, de los estudios sobre quemas prescritas, que recuperan el manejo del fuego controlado para gestión forestal o de pastos. Sobre esta cuestión se plantea la celebración de un próximo congreso.
 
 Participación aragonesa
La delegación de la Universidad de Zaragoza estuvo encabezada por el profesor de la Escuela Politécnica Superior de Huesca e integrante del Instituto Universitario de Ciencias Ambientales, además de miembro del Comité Científico del congreso, David Badía,  que presentó el estudio titulado Variación en profundidad de la actividad microbiana de un suelo forestal’.Este trabajo realizado con los investigadores  Clara Martí y Antonio Girona, del Campus de Huesca; José Luis Mora de la Facultad de Veterinaria de Zaragoza; y Jariel Pereira, de la Universidad de Federal do Vale do São Francisco, de Brasil, ha mostrado, a través de análisis de quemas controladas, como el primer centímetro del suelo (el que está más en contacto con la vegetación y la atmósfera) se ve afectado en sus nutrientes por los efectos del fuego.
 
Uno de estos investigadores del campus oscense, Antonio Girona, recibió fue premiado en el congreso por sus fotografías sobre la zona quemada el pasado verano en Luna (Cinco Villas) por un incendio. 
 
Desarrollo del encuentro
Previamente a la reunión, se impartió el seminario “Los incendios forestales y su impacto en los ecosistemas y la sociedad”, destinado a iniciar en esta temática a jóvenes investigadores, doctorandos y estudiantes de grado. La primera jornada del encuentro, celebrada en Málaga acogió, además de decenas de comunicaciones, parte las ponencias invitadas. Stefan H. Doerr, de la Universidad de Swansea (Reino Unido) habló sobre la dimensión humana de los efectos de los incendios en el suelo; y Paulo Pereira, de la universidad lituana de Romaris, de los incendios forestales en las áreas boreales. La “ecología del fuego”, y intervención en áreas incendiadas de Andalucía, fueron los temas planteados por Juli Pausas y Valentín Ortiz.
Una visita a la zona afectada por el incendio de grandes dimensiones de Barranco Blanco, que afectó, en agosto de 2012, a los municipios de Marbella y Ojén, ocupó el segundo día.
 
Y en la tercera jornada, celebrada en esta última localidad se sucedieron las comunicaciones, y hubo dos nuevas ponencias. José Mª Sáchez-Laulhé, de la Agencia Española de Meterología, y Miguel Ángel Catalina, de la Junta de Andalucía, hablaron fsobre la influencia de la meteorología severa sobre los incendios forestales y sus técnicas de extinción. La ponencia de clausura corrió a cargo de Jan Jacob Keizer, Universidade de Aveiro, que disertó sobre las pérdidas de suelo fértil en áreas quemadas en la Península Ibérica.
 
La asamblea general Fuegored, celebrada en esta última jornada, aprobó celebrar los próximos encuentros en Aveiro (Portugal), en 2016; en León, en 2017; y en Albacete, en 2018. Se ha elegido como nuevo coordinador de la Red para los próximos dos años a Jesús Notario del Pino, profesor de la Universidad de la Laguna y miembro de la Sociedad Española de la Ciencia del Suelo.
 
También en el último día se hizo entrega de los premios del encuentro. El primer premio Fuegored fue para el Profesor Artemi Cerdà, en reconocimiento a su trabajo y dedicación a esta plataforma de investigación sobre incendios, de la que fue fundador en 2007. Antonio Girona, investigador del Campus de Huesca de la Universidad de Zaragoza, obtuvo el Premio a la mejor fotografía sobre la temática de la reunión; y David Chaparro de la Universidad Politécnica de Cataluña, el correspondiente a la mejor presentación en formato póster.
 
En la organización de este evento científico han colaborado con los organizadores la Consejería de Medio Ambiente y Territorio de la Junta de Andalucía, los ayuntamientos de Ojén y Marbella, la Asociación Española de Ecología Terrestre, el European Topic Centre de la Agencia de Medio Ambiente Europea, la empresa Montevivo, la Asociación de Geógrafos Españoles, y la Sociedad Española de la Ciencia del Suelo

    Compartir: