24/9/2015

AYUDAS, PREMIOS Y BECAS

CANDIDATURAS A RECTOR

El profesor Francisco Barberán, galardonado por el Gobierno japonés

Ha recibido la Condecoración del Ministro de Asuntos Exteriores 2015 en reconocimiento a su labor de fomento del entendimiento mutuo entre Japón y España

Francisco Barberán, profesor de lengua japonesa del Centro Universitario de Lenguas Modernas de la Universidad de Zaragoza, traductor y abogado, ha sido galardonado por el Gobierno Japonés con la Condecoración del  Ministro de Asuntos Exteriores 2015 en reconocimiento a su labor de fomento del entendimiento mutuo entre Japón y España.

Esta distinción se otorga a las personas y organizaciones que destacan con su contribución dentro del campo de las relaciones internacionales, en reconocimiento a su labor de promoción de las relaciones de amistad entre Japón y otros países. El galardón se entregará en una ceremonia que tendrá lugar en la Residencia Oficial del Embajador del Japón en Madrid el próximo día 2 de octubre.

Francisco Barberán es abogado en ejercicio desde 1990, ejerce como profesor de lengua japonesa en la Universidad de Zaragoza desde 2007 y es miembro del Grupo de Investigación “Japón” del Gobierno de Aragón. Es autor de diversas obras relacionadas con el Derecho japonés, como la edición bilingüe y comentada del Código civil japonés (Thomson-Reuters Aranzadi, 2006), el primer diccionario jurídico japonés-español (Thomson-Reuters Aranzadi, 2007), la primera introducción al Derecho español en lengua japonesa (Gendai Supeinho Nyumon, Saganoshoin, 2010) y la primera introducción al Derecho japonés en lengua española (Introducción al Derecho japonés actual, Thomson-Reuters Aranzadi, 2013).

Especialista en japonés jurídico, ha traducido también obras literarias de destacados autores nipones, como Haruki Murakami ("De qué hablo cuando hablo de correr") o Keigo Higashino ("La devoción del sospechoso X"). En la actualidad trabaja en la revisión y actualización de la traducción al español del Código civil japonés, cuyo inicio ha acometido este verano durante una estancia de investigación en la Facultad de Derecho de la Universidad de Nanzan (Nagoya).

 

    Compartir: