¿Cómo generar lluvia ácida?

Nivel educativo: ESO (2º Ciclo)

 
 
Presentación y sugerencias
Introducción
Objetivos
Materiales y alternativas

Procedimiento

Discusión de resultados
Preguntas para la autoevaluación
 
 
  inicio glosario foro listado búsqueda imprimir  
 
Documento sin título
 
Tipo de actividad Profundización en el estudio de los fenómenos
Subtipos de actividad (ver más información) (A) Experiencia en el laboratorio
(B) Formulación de hipótesis y elaboración de conclusiones
(C) Prioriza procedimientos y actitudes
(D) Sistematización
(E) Interacción alumno-profesor
Nivel educativo 2º ciclo de ESO
Tiempo previsto 3 sesiones

Para el desarrollo experimental y la posterior discusión de resultados se requiere una organización de la clase en grupos.

Primera Experiencia

En la interpretación del fenómeno se centra la atención en la explicación causal de la aparición de un punto rojo. Entre las hipótesis planteables puede ser la presencia de dióxido de carbono o dióxido de azufre.

La primera sería descartable porque la disolución de ácido carbónico no es suficientemente ácida como para producir el color rojo. Por ello se sugiere la disponibilidad de una muestra testigo con diferentes concentraciones de ácido carbónico.

La causa de la aparición del color rojo está en el dióxido de azufre que se forma cuando la cerilla se inflama. Esto se debe a la presencia de azufre añadido, entre otros productos, a la cabeza de la cerilla, para favorecer la ignición. El dióxido de azufre en contacto con el oxígeno y agua presente en la tira de papel forma ácido sulfúrico que es más ácido que el ácido carbónico.

En la combustión de lignitos y de algunos derivados del petróleo se produce dióxido de azufre que pasa a la atmósfera. Al llover y entrar en contacto con el agua, se forma el ácido sulfuroso o el sulfúrico, responsables entre otros ácidos de la lluvia ácida.

Segunda Experiencia

Se trata de reproducir en el laboratorio el impacto de contaminación del dióxido de azufre sobre los vegetales, relacionando este efecto con los daños producidos por la lluvia ácida.

En esta segunda parte de la actividad se trabaja una metodología de trabajo experimental en la que se formula el problema a estudiar (con mayor o menor grado de simplificación), se plantean hipótesis, se analizan variables y se obtienen conclusiones. Este orden establecido en el trabajo experimental constituye un aprendizaje de contenidos procedimentales de gran interés en estos niveles educativos.

Conviene transmitir la visión de que los problemas de contaminación en la vida real son complejos, el número de variables que interviene es muy amplio y su control no siempre es posible. La reproducción en el laboratorio de fenómenos de esta naturaleza ayuda a comprenderlos mejor y a hacerlos más visibles en una escala espacio-temporal asequible.

Los lignitos turolenses que se utilizan como combustible en la central térmica de Andorra, tienen una proporción no desdeñable de azufre, que provocaría contaminación por SO2

Para eliminar el problema se pasan los gases procedentes de la combustión del lignito por un lecho de hidróxido de calcio, en el que precipita el sulfito y sulfato de calcio.

 


Bosque afectado


Fuentes de emisión


Deposición ácida


Lluvia ácida en Japón


Zonas del planeta con más lluvia ácida